Caja x6 bot - 750 ml c/u

Entre los Chardonnay argentinos, Luca G-Lot sobresale entre otras cosas, por su origen: Gualtallary. Un terroir único y privilegiado de Tupungato, Valle de Uco, que año tras año sorprende por sus características únicas. El G- Lot, plantado en 1992, fue el primer Chardonnay cultivado a una altitud extrema en Mendoza de 1500 msnm. El origen aluvial del suelo rocoso, recubierto de calcáreo, le da a las plantas un carácter mineral y óptima acidez.

De color dorado con reflejos brillantes y sugestivas notas a flores blancas y frutas tropicales con ricos frutos secos y notas anisadas en nariz, hacen desear poder beberlo sin esperar. En boca, se amalgaman la acidez refrescante y la cremosidad propia de esta fina uva, con la estructura y cuerpo que le da este terroir ideal para esta increíble calidad de Chardonnay, creando un vino con estilo parte Nuevo y parte Viejo Mundo.

Marida muy bien con la mayoría de los pescados de mar y de río de intenso sabor, con carnes blancas como pollo y cerdo. Particularmente recomendado para platos con hongos salteados o salsas cremosas al verdeo.  

Laura Catena tiene una visión de creación de una nueva generación de vinos argentinos: pequeñas cantidades, calidad artesanal, y fiel a los terruños individuales. Ella comienza con algunas de las mejores frutas de la Argentina de bajo rendimiento y viñedos de altura. Basado en el arte de la vinificación y su crianza en roble (principalmente francés) elevó los vinos a un nivel de calidad exigido por los verdaderos conocedores del vino. Ellos son la máxima expresión de la rigurosa gestión de los viñedos, la experimentación vitícola, estrictos controles de riego, elaboración de vinos calificados, y una búsqueda de la calidad incesante.

Luca Chardonnay G Lot 6x750ml

$27.750,00 $18.038,00
Luca Chardonnay G Lot 6x750ml $18.038,00

Caja x6 bot - 750 ml c/u

Entre los Chardonnay argentinos, Luca G-Lot sobresale entre otras cosas, por su origen: Gualtallary. Un terroir único y privilegiado de Tupungato, Valle de Uco, que año tras año sorprende por sus características únicas. El G- Lot, plantado en 1992, fue el primer Chardonnay cultivado a una altitud extrema en Mendoza de 1500 msnm. El origen aluvial del suelo rocoso, recubierto de calcáreo, le da a las plantas un carácter mineral y óptima acidez.

De color dorado con reflejos brillantes y sugestivas notas a flores blancas y frutas tropicales con ricos frutos secos y notas anisadas en nariz, hacen desear poder beberlo sin esperar. En boca, se amalgaman la acidez refrescante y la cremosidad propia de esta fina uva, con la estructura y cuerpo que le da este terroir ideal para esta increíble calidad de Chardonnay, creando un vino con estilo parte Nuevo y parte Viejo Mundo.

Marida muy bien con la mayoría de los pescados de mar y de río de intenso sabor, con carnes blancas como pollo y cerdo. Particularmente recomendado para platos con hongos salteados o salsas cremosas al verdeo.  

Laura Catena tiene una visión de creación de una nueva generación de vinos argentinos: pequeñas cantidades, calidad artesanal, y fiel a los terruños individuales. Ella comienza con algunas de las mejores frutas de la Argentina de bajo rendimiento y viñedos de altura. Basado en el arte de la vinificación y su crianza en roble (principalmente francés) elevó los vinos a un nivel de calidad exigido por los verdaderos conocedores del vino. Ellos son la máxima expresión de la rigurosa gestión de los viñedos, la experimentación vitícola, estrictos controles de riego, elaboración de vinos calificados, y una búsqueda de la calidad incesante.